Proveedores para eventos, cómo contratar

Un evento es una de las actividades más divertidas y gratificantes que se pueden realizar en una empresa o en su departamento de marketing y comunicación, quizás por todo lo que implica (creatividad, gestión, trato humano y un resultado fantástico en el que ves y percibes las emociones de la gente) o por lo que exige de nosotros mismos (aunque es un trabajo duro, realmente después es muy reconfortante precisamente porque recibes los imputs emocionales de los asistentes) pero, también es una tarea complicada y dura que requiere de mucho esfuerzo, dedicación y atención al detalle, además de tener muchas personas y empresas implicadas, con el consiguiente trato que esto conlleva.

Una de las partes más significativas e importantes a la hora de organizar un evento es el asunto de los proveedores. Su búsqueda, comparación de precios y servicios, elección y determinación de con cual trabajaremos, la gestión y cierre con ellos, suele llevarnos además de mucho tiempo, un posible desgaste extra de energía si no lo sabemos manejar bien o se nos va de las manos. Por esto, es muy importante conocer todos los detalles de cómo contratar proveedores para nuestro evento sin desfallecer por el camino.

¿Cómo hacerlo?

Ante todo, si en tu trabajo o día a día tienes un alto volumen de eventos que realizar, lo mejor que puedes hacer, aunque al principio te lleve más tiempo, es hacerte con una buena base de datos de contactos por áreas y zonas geográficas.

Otro punto importante es hacerte con tus proveedores de confianza, aquellos con los que trabajarás de forma habitual y podrás confiar plenamente en ellos y no solo en la calidad y la honestidad del precio, sino también en que cumplirán. En un evento esto es lo más importante ya que si contratas antes un mes o mes y medio antes de la celebración (o mucho antes incluso), tener la tranquilidad y despreocuparte de que todo irá genial y estarán con todo preparado el día X, a la hora adecuada.

Lo siguiente a tener siempre muy en cuenta es, cuando vas a contratar un servicio (catering, flores, decoración, alquiler de mobiliario…), a no ser que tengas muy muy claro que para esa ocasión tienes y quieres algo super determinado y ya sabes con quién hacerlo, siempre es aconsejable pedir tres presupuestos y comparar. Pero no te quedes solo en el precio, tienes que valorar la atención, la confianza que te puedan dar, el servicio, la calidad, la capacidad de reacción frente a imprevisto (fundamental en eventos) y con todo ello, elegir.

El día del evento, en cuanto a proveedores se refiere, lo más importante es que tengas todo listo. Unos días antes es necesario hacer llamadas de re-confirmación de todo para que nada quede al azar y si ha surgido algún inconveniente para tener tiempo de reacción. Y por supuesto, siempre, piensa en un plan B por si acaso para el día D. Recuerda que en un evento la improvisación no tiene cabida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *